El blog de Jorge

Blogging as a lifestyle

Nadie quiere religión en la escuela

Los últimos artículos que he escrito en el blog han versado sobre la reforma educativa -o contrarreforma- que está llevando a cabo el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Evidentemente, las opiniones de alguien que se declara públicamente como ateo y defensor de una escuela pública de calidad pueden parecer poco neutrales. Pero echemos un vistazo a la portada de El País de hoy:

Portada de 'El País' de hoy.

Portada de ‘El País’ de hoy.

El 70% de los españoles no quiere que existe la asignatura de Religión. Pero lo más importante: la mitad de los votantes del PP también se declara en contra de la norma.

Siete de cada diez españoles rechazan que la Religión se convierta en la enseñanza pública, como hace 23 años, en una asignatura más con todas las consecuencias, tanto para la nota media como para la obtención de becas. Un sondeo de Metroscopia señala que incluso la mitad de los votantes del PP está en contra de esa pretensión anunciada por el Ministerio de Educación, que da satisfacción a un viejo empeño de los obispos. De hecho, el 64% de los encuestados cree que este cambio se debe a las presiones de la Iglesia. La enorme mayoría exige un pacto de Estado para que PP y PSOE no cambien la ley de educación cada vez que ganan las elecciones.

Las quejas ya no provienen sólo del sector ateo, laico o agnóstico de la sociedad; estamos hablando de que incluso los votantes del Partido Popular se declaran en contra de la nueva norma educativa que, por otro lado, tiene las patas muy cortas: se prevé que entre en vigor durante el curso 2014/2015, último año de esta legislatura si es que no se adelantan las elecciones, y parece poco probable que el Partido Popular vuelva a ganar -mi apuesta es que habrá un gobierno de coalición del PSOE e IU-. Parece probable que cualquier otro partido que llegue a la oposición derogará la ley, más teniendo en cuenta que no la apoya ningún otro partido que no sea el PP.

Como mucho, la contrarreforma educativa de Wert estará vigente dos años, el curso 2014/2015, cuando previsiblemente entre en vigor, y el curso 2015/2016 si no se adelantan las elecciones y estas vuelven a ser en noviembre. Será algo similar a lo que pasó con la última reforma educativa del gobierno de Aznar: fue aprobada, sí, pero nunca llegó a utilizarse porque el PSOE la derogó en cuanto ganó las elecciones en marzo de 2004.

Si finalmente Wert se sale con la suya y la ley se aprueba tal y como está, con una asignatura de Religión evaluable a todos los efectos, mi siguiente pronóstico pasa por que en los próximos años veremos roto el acuerdo que el Estado español tiene vigente con la Santa Sede, haciendo que en el futuro contemos con una verdadera enseñanza pública gratuita, de calidad y, sobre todo, laica, sin la presencia de dogmas religiosos que no hacen sino retrasar el avance de la sociedad. Un dios que necesita puntuar para la nota media tanto como el Teorema de Pitágoras es un dios con la autoestima por los suelos, no lo olvidemos.

Share Button

Tags:

Acerca de

Informático de letras, filólogo hispanista y antílope.

Ver todos los artículos de

Escribe un comentario